SEMANA SANTA DE VITERBO (Caldas)

 

Octavio Hernández Jiménez

 

Viterbo (Cds.) fue fundado el 19 de abril de 1911. Hay constancia histórica de que, 20 años después, un grupo de habitantes del naciente poblado ya presentaba obras dramáticas, comedias y sainetes. El grupo escénico recibió el nombre de “Dramáticos de Viterbo”. Después entró don Jesús Restrepo a interesarse por el teatro hasta cuando, en 1962, el Pbro. Alfonso Bermúdez movió a la ciudadanía para montar la Semana Santa en vivo, con el nombre de “Estampas de la Pasión”. Se utilizaron los escenarios naturales como el río Risaralda para la pesca milagrosa, el Monte Palatino, las calles y la plaza principal. Constituyó un éxito rotundo. Acudieron multitudes. En los años sucesivos decayó la actividad teatral hasta cuando, en 1992, revivió en manos de Esteban Bolaños, Carlos Alberto Orrego, Alberto Arboleda y Rafael Londoño. Fue un brillo fugaz.

 

En el año 2018, Julián Díaz Jiménez, con una vena cultural a toda prueba en el campo teatral y musical, revivió las “Estampas de la Pasión”. El elenco artístico estuvo integrado por cien personas en su mayoría de Viterbo. Les dieron trabajo a artesanos locales como costureras, zapateros, carpinteros, latoneros, electricistas, maquilladores, y se contó con el apoyo valioso de la Administración Municipal. La parte artística fue exquisita. Los habitantes de Viterbo y los turistas volvieron a copar las calles y muestra de este fenómeno de multitudes son las fotos de Juan Tálaga y Villalobos Fotografía.

Cuando se aproximaba la semana santa del 2019, hacía varios meses que Julián Díaz Jiménez había viajado a Estados Unidos y la alcaldía había puesto los ojos en otros proyectos para invertir el presupuesto. Se volvió a interrumpir la tradición, la actividad teatral de la juventud, el trabajo remunerado para los artesanos locales y la ola de turismo religioso que se hacía presente por esa temporada de vacaciones. Vendrán tiempos mejores.

 

 

Comentarios: 0